Cómo disfrutar y viajar

Cómo disfrutar (y no solo sobrevivir) un viaje familiar en carretera

Los buenos viajes familiares por carretera no suenan tan anticuados cuando la alternativa es pagar los boletos de avión para toda la prole. Ya sea que viajar por carretera con niños sea algo que quieras hacer o algo que tengas que hacer, estos consejos pueden calmar los reclamos de ¿ Ya llegamos? e incluso ayudar a que los viajes familiares en carretera se conviertan en tus aventuras favoritas.

Solo recuerda que antes de emprender el viaje, tienes que asegurarte de cotizar un seguro de auto online para elegir el correcto que te mantendrá a tí y a tu familia seguro. Ahora sí, ya es hora de tomar las mejores vacaciones familiares. Aquí hay consejos para aprovecharlo al máximo.

  1. Mantente relajado

Hay mucho tráfico. El hotel perdió tu reservación. Y dejaste tus lentes de sol favoritos en la parada de descanso. Pero mantén la calma vale la pena conocer nuestro. No siempre es fácil manejar, pero los paisajes de nuestro México son impresionantes.

  1. Olvídate de pasar un buen rato

Un veinteañero puede conducir de Ciudad de México a Puerto Vallarta en un día, pero el mismo viaje con niños en el automóvil debe consistir en ver más y hacer más, no en romper ningún récord de velocidad en tierra. En un viaje familiar por carretera, nunca dejes pasar la oportunidad de detenerte para disfrutar el camino.

  1. Tomar decisiones estratégicas de asientos

Un adulto aplastado entre dos asientos de automóvil puede sentirse seguro, pero en realidad son completamente inseguros. Un conductor desenfrenado en la parte trasera hace que todos en el automóvil tengan hasta tres veces más probabilidades de morir en un choque. Da a los adultos espacio para abrocharse los cinturones colocando a los niños pequeños en los asientos para niños viendo hacia atrás, cambiando los asientos del automóvil o invirtiendo en modelos más delgados. Los niños más grandes se mantienen más cómodos (y más seguros) en refuerzos de respaldo alto con reposacabezas que los mantienen erguidos mientras duermen la siesta.

  1. Mantén las cosas limpias

Todos se mantendrán más tranquilos en un automóvil sin desorden, por lo tanto, tira la basura en cada parada y evita los problemas lo antes posible con paquetes de viaje que traigan toallitas húmedas y bolsas de plástico escondidas en cada puerta. Tampoco descuides la higiene personal en los viajes familiares por carretera. Empaque champú seco y lápiz labial o una maquinilla de afeitar de viaje para inspirarse a estar en fotos familiares, no solo para tomarlas.

  1. Algunos niños se marean

Incluso los niños con estomago de hierro pueden sentir los efectos de caminos largos y sinuosos. Dales bolsas para el mareo abiertas y explícales para qué son. Si sabes que tu hijo es un campeón, pídeles que coman frutas secas que la eventual sea menos potente.

Relacionado:

10 mejores consejos para conducir con seguridad