BMW-M8-cabrio

BMW M8 Competition Convertible 2019

Mira el nuevo BMW M8

Esta es la versión más costosa del automóvil más caro de BMW, el M8 Competition de cuatro asientos con techo abatible de 616 HP, el potencial para una aceleración asombrosamente rápida de 3.4 segundos a 100 km/h y si solicitas el paquete M Drivers, el cual es un sistema de gestión del motor sin restricciones permitiendo una velocidad máxima de 320 km/h.

Esa cifra probablemente disminuya ligeramente con el techo de tela generosamente aislado doblado debajo de la cubierta, pero lo sentirás al menos un poco más dramático.

El M8 Competition comparte muchos ingredientes centrales con el M5 Competition, pero también hay muchos ajustes de refinamiento del chasis. Estos incluyen una altura de conducción inferior a 7 mm, una pisada más ancha, soportes de motor rígidos (para un giro más nítido) y un refuerzo adicional de los bastidores delanteros y traseros, que se basan en un arsenal dinámico muy sustancial que incluye tracción en las cuatro ruedas, un diferencial de deslizamiento mecánico limitado gobernado electrónicamente, control de tracción, ESP y cuatro ruedas de 20 pulgadas montadas sobre llantas Michelin, los traseros son más anchos que los del frente, como buen deportivo.

Esto se debe a que se pueden dirigir grandes cantidades de torsión hacia atrás dependiendo del modo de conducción, lo último de esto, de manera bastante emocionante, convierte el M8 en una máquina de tracción trasera pura, como con el M5.

Descripción breve del BMW M8 Competition

Además de la suntuosa tapicería de cuero acolchada, lo que probablemente golpeará primero al conductor es la aparente complejidad de conducir este misil descapotable.

Sobre los ocupados radios del volante abotonado hay un par de palancas anodizadas rojas marcadas crípticamente con M1 y M2, mientras que una consola central abarrotada, presenta botones marcados con M Mode y Set, el tercero con un símbolo de escape doble. El papel del último de estos es más que obvio, pero los otros son menos explícitos.

Empujar el arranque pronto te recuerda la promesa central del M8, sin embargo, su cuarteto escapes emiten un rugido bajo y estruendoso muy sugerente de poder. Una carretera larga y vacía y un acelerador profundamente hundido confirmarán de manera inmediata y enfática el ritmo masivo de este automóvil.

Comportamiento del M8 en pista

A pesar de tal peso, este M8 de techo abierto puede moverse con aplomo, aunque es poco probable que olvides que estás montando a bordo de un automóvil grande a menos que estés disfrutando de las amplias superficies de una pista.

Como revela una conducción en pista en el M8 Competition Coupe, ligeramente más liviano y rígido, una pista de superficie lisa es donde sobresale este auto M gigante. Especialmente si las curvas son largas y rápidas, que surgen con una autoridad emocionante y una gran velocidad. Puedes manejar giros más estrechos con más destreza de lo que su masa podría sugerir, especialmente si utilizas sus 553 libras/pie de torque.

Una vez que has experimentado el momento de máximo cambio de dirección, este convertible saldrá de una curva como si estuvieras escapando de un incendio, el poder de tracción adicional de sus ruedas delanteras acelerará tu llegada en la próxima curva. Si eres del tipo de conductores que les encanta llevar sus autos al límite, no olvides contratar alguno de los seguros de coche en México que existen, no vaya a ser que lo necesites.

Probando el modo M-Dynamic

Seleccionas el modo M-Dynamic etiquetado de forma inofensiva, y todo el par de las ruedas delanteras se detendrá en favor de los neumáticos traseros que también se liberarán de cualquier control electrónico.

El resultado es una conducción de pista extra emocionante que sin duda pondrá a prueba tus habilidades de manejo del automóvil dado el exceso de potencia resultante sobre el agarre, aunque el BMW deslizará su parte trasera con una gracia tranquilizadora y predecible.

El equilibrio, el balanceo medido y la dirección precisa hacen que este automóvil sea más fácil de domar. Con el tiempo, encontrarás tus configuraciones favoritas para todos sus subsistemas, a estos se accede rápidamente a través de esos conmutadores M1 y M2.

Liberando al M8

El equilibrio que disfrutas en la pista es menos fácil de experimentar en la carretera. Este automóvil ferozmente rápido necesita viajar a velocidades a menudo desaconsejadas para que se descubran sus capacidades, y tampoco es un vehículo pequeño. Más que eso, bultos, protuberancias, crestas y arcadas, a veces atacan abruptamente, y ocasionalmente con un fracaso post-intrusión ligeramente amortiguado.

Por lo anterior, aunado al hecho de que este es un convertible, tiende a alentar un enfoque más relajado para tu viaje, que al menos proporciona un momento para saborear el rugido y el estruendo del escape. También te darás cuenta de que la elegante parte superior de tela del M8, que necesita 15 segundos para hacerse invisible, cubre un cuerpo libre de temblores flexibles.

¿Debo comprar un BMW M8 Competition Convertible?

Estos problemas pueden meditarse en un entorno bastante exuberante y desde asientos muy cómodos que se ubican frente a un tablero de instrumentos bien equipado y digitalmente bien dotado.

Entonces, esa vieja pregunta: ¿tiene sentido debilitar la estructura de la carrocería y agregar peso a un automóvil de conducción de alto rendimiento? No hay duda de que esto compromete el rendimiento, pero hay mucho de esto que se puede eliminar, y un techo descapotable sin duda amplía el potencial de placer de este automóvil.

Sin embargo, existirán ocasiones en las que te preguntes ¿vale la pena gastar tanto en un convertible? La respuesta que te podemos dar es, sí. Sin duda alguna perderás algunas sensaciones de comfort existentes en el Serie 8, pues este ofrece una marcha mucho más suave y refinada que el Competition, algo que seguramente estarás dispuesto a sacrificar por viajar a poco más de 300 km/h con un auto descapotado.

Si te ha gustado este articulo, checa el de BMW X6 tambien.

Deja un comentario