seguro de coche

9 cosas que debe saber antes de conducir en Europa

Con tantas atracciones de fama mundial y vistas impresionantes, Europa sigue siendo un destino favorito para viajes por carretera. Puedes conducir fácilmente de un país a otro en tan solo unas horas. Sin embargo, existen restricciones a la hora de alquilar un coche en el extranjero. Las políticas de cada empresa de alquiler de coches son únicas, pero si permiten que sus vehículos se conduzcan fuera del Reino Unido, necesitarás una autorización previa para hacerlo. La posibilidad de llevar o no tu coche de alquiler al extranjero depende de los países que estés planeando visitar, así como del tipo de vehículo que hayas contratado. En algunos casos, se te cobrará una tarifa adicional.

Para organizar el alquiler de un coche perfecto para tu próximo viaje por Europa, compara los coches de alquiler. Una vez que haya reservado un coche de alquiler, consulta estos importantes consejos para conducir en Europa.

Ten cuidado con las zonas de bajas emisiones

Más de 170 ciudades y pueblos en 10 países de Europa, incluidos Alemania, Francia e Italia, tienen áreas donde los vehículos más contaminantes están regulados y monitoreados. Puedes terminar pagando una tarifa o registrando su vehículo si ingresa a una zona de bajas emisiones. Para obtener más información, visita regulaciones de acceso urbano en Europa.

Asegura tu alquiler de coche

Asegúrate siempre de tener cobertura de averías y seguro de coche cuando conduzcas en un país extranjero. Por lo general, esto se incluye a un costo adicional cuando alquilas un automóvil; sin embargo, si planeas llevar tu propio vehículo, deberás informar a tu compañía de seguros de coche.

Conoce el cobro de peajes

Es una buena idea investigar los países a los que viajarás y determinar los métodos para cobrar los peajes. En algunos países, incluida Francia, todavía se acepta efectivo en las puertas de peaje. En otras regiones, es posible que debas exhibir una calcomanía en el automóvil para que no se te cobre por conducir en ciertas carreteras.

No envíes mensajes de texto / llames y conduzcas

En la mayoría de los países europeos es ilegal utilizar un teléfono móvil mientras se conduce. Los teléfonos móviles con manos libres están permitidos en la mayoría de los casos, pero es mejor no usar tu teléfono para evitar pagar una tarifa. En Francia, el uso de auriculares o audífonos está prohibido para evitar que los automovilistas se distraigan de tu entorno. Algunas de las sanciones más caras se implementan en Dinamarca, Países Bajos y España.

 Nunca bebas y conduzcas

A diferencia de los Estados Unidos, que tiene un límite de contenido de alcohol en sangre del 0,08%, el límite de contenido de alcohol en sangre es significativamente bajo en Europa. Incluso hay países que tienen tolerancia cero para los conductores ebrios, incluidos la República Checa, Hungría y Eslovaquia, lo que significa que no se te permite tener ningún rastro de alcohol en la sangre. La Comisión Europea compartió una lista de países y su límite estándar de BAC.

Conduce siempre a la derecha

Si estás acostumbrado a conducir un vehículo con volante a la derecha, es posible que en la mayoría de los países europeos sea necesario realizar algunos ajustes en la conducción. Todos los países de Europa excepto el Reino Unido, Malta e Irlanda conducen por el lado derecho de la carretera. Las rotondas también pueden ser un poco desafiantes, ya que los vehículos se mueven en sentido antihorario. Evita permanecer en el carril central de una autopista de tres carriles y, en su lugar, mantén a la derecha y rebasa un automóvil cuando sea necesario. Revisa tu espejo retrovisor para ver si hay autos a alta velocidad.

No gires a la derecha en una luz roja

Es ilegal girar a la derecha cuando el semáforo está en rojo en la mayoría de los países europeos, incluidos Francia y Rusia. Los conductores británicos no tendrán dificultades para adaptarse a esta regla, ya que lo mismo se aplica en el Reino Unido. Sin embargo, hay algunas áreas donde una señal o señal indica que puede girar a la derecha incluso con un semáforo en rojo.

Nunca excedas el límite de velocidad

La mayoría de los países europeos tienen un límite de velocidad general de 120 o 130 km / h para las autopistas, 80 o 90 km / h para las carreteras rurales y 50 km / h para las urbanas. La velocidad general para zonas residenciales es de 30 km / h. Para evitar recibir una multa por velocidad y pagar tarifas exorbitantes, como en el caso de Finlandia, que calcula la multa en función del salario mensual de la persona, lo mejor es verificar el límite de velocidad del lugar que planea visitar.

Aprenda a leer las señales de tráfico

Es importante saber qué significan las señales de tráfico para que puedas llegar a tu destino de manera segura y evitar problemas con la ley. La mayoría de los países europeos tienen letreros estándar, pero hay algunos con pequeñas diferencias en el diseño, como el color y la fuente. Tómate tu tiempo para revisar las señales de tráfico en Europa para guiarlo durante tu viaje.

Estos son solo algunos de los consejos básicos para conducir en Europa y esperamos que esta información te ayude a tener un viaje por carretera agradable y sin complicaciones.

También te puede interesar:10 cosas que no están cubiertas por el seguro de auto