Auto de la industria automotriz janonesa.

La industria automotriz japonesa es líder mundial

Japón es uno de los 3 principales países productores de automóviles del mundo, ha logrado su estatus de líder mundial en fabricación y tecnología automotriz.

Algunas de sus marcas globales además de conocidas también son muy bien valoradas por el comparador de seguro de coches que ofrece sus servicios a la industria automotriz japonesa. La gente en todo el mundo está familiarizada con Toyota, Honda, Nissan, Mitsubishi, Subaru, Daihatsu, Fuso, Hino, Mazda, Lexus y muchos más.

Pertenecen a las exportaciones más famosas del país. Y lo que es más, los componentes automotrices japoneses se pueden encontrar en automóviles fabricados en seis continentes.

De hecho, la manufactura relacionada con la automoción ocupa el 89 por ciento del sector manufacturero más grande del país, la industria de maquinaria de transporte. Los componentes y vehículos automotrices representan el 18 por ciento de todos los envíos de manufactura en Japón.

 

Empresas de coches

Toyota, Honda y Nissan son los tres principales fabricantes de automóviles en Japón. Sus operaciones y alianzas corporativas se extienden por todos los continentes, al igual que su alcance en el mercado. Al mismo tiempo, mantienen su sede mundial y muchas de sus instalaciones de I + D dentro de Japón.

Históricamente, han mantenido estrechos vínculos con sus proveedores. Algunos han estado operando como partes de grandes conglomerados diversificados. Mitsubishi Motors, ahora parte de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, es un ejemplo destacado para un fabricante de automóviles que proviene de uno de esos keiretsu horizontales.

Otros han construido sus propias redes extensas con proveedores a lo largo de su cadena de valor. El más grande entre los llamados keiretsu verticales pertenece a la compañía líder en la industria automotriz japonesa y en el mundo, Toyota.

Los fabricantes de automóviles japoneses más pequeños a veces se han alineado con fabricantes extranjeros para desarrollar fábricas, vehículos y tecnologías en conjunto para mantenerse competitivos frente a los fabricantes más grandes.

Recientemente, estas relaciones están cambiando en respuesta a las necesidades de cadenas de suministro más globalizadas. Nissan ya ha tomado muchas medidas para retirarse de los lazos tradicionales de keiretsu después de alinearse con el fabricante de automóviles francés Renault. Honda también ha estado cambiando su cadena de suministro y está trabajando con más proveedores no japoneses en los últimos años.

 

Proveedores de autopartes

La industria de componentes automotrices de Japón abarca una gran diversidad, con compañías cuyas áreas de negocios incluyen productos químicos, electrónica, textiles y componentes mecánicos.

Muchos fabricantes de piezas de automóviles, a menudo también llamados proveedores de nivel 1, están muy especializados en sus ofertas de productos. Existen como un medio para que los fabricantes de vehículos externalicen el desarrollo y la producción de piezas de automóviles.

Otras empresas son más diversificadas y producen bienes automotrices además de productos para otras industrias dentro de sus competencias. Como resultado, muchas compañías que fabrican productos para diversas industrias, sin embargo, dependen en gran medida de la industria automotriz japonesa.

Denso es el mayor fabricante de piezas de automóviles en Japón y, de manera constante, también un líder mundial. Su especialidad es en sistemas electrónicos y módulos de control de propulsión. A pesar de ser parte del grupo Toyota, venden piezas a varios fabricantes de automóviles en Europa, China y América del Norte.

Otros notables proveedores japoneses de nivel 1 que ocupan los primeros lugares a nivel mundial incluyen importantes compañías como Aisin Seiki, Yazaki, JTEKT y Hitachi Automotive Systems, por nombrar solo algunas.

 

Presión global

En la economía global actual, los fabricantes japoneses de automóviles están importando piezas y componentes a tasas cada vez mayores, lo que obliga a los proveedores de piezas del país a diversificar sus ofertas de productos para competir con los proveedores en el extranjero. Esto ha resultado en un aumento de las importaciones y exportaciones de bienes relacionados con la automoción.

Para seguir siendo competitivos en un entorno global, ambos lados de la industria automotriz japonesa están invirtiendo en I + D a nivel nacional e internacional. La inversión anual en I&D automotriz por parte de compañías japonesas asciende a más de 2 billones de yenes ($ 18 mil millones), o aproximadamente el 21 por ciento del gasto en I + D en todos los sectores manufactureros de Japón.

 

Perspectiva del futuro

Toyota sigue siendo el fabricante de automóviles más grande del mundo por volumen. La producción en la industria automotriz japonesa también ha aumentado recientemente. A medida que los fabricantes de automóviles se están enfocando más en los mercados extranjeros, se espera que sus inversiones en innovación y aumento de las exportaciones crezcan como resultado.

Los proveedores japoneses de automóviles conformaron una parte considerable de los 100 principales proveedores mundiales en 2016 y su continua inversión en I + D y expansión global muestran una perspectiva de futuro positiva. Dados los cambios en las estructuras de su mercado local, es de esperar que los proveedores japoneses busquen con éxito obtener más contratos con fabricantes de automóviles extranjeros a medida que avanza el tiempo.

 

También te puede interesar: 4 puntos básicos para manejar en México